El Garbanzo de Fuentesaúco se caracteriza por su tamaño de medio a grande, su color crema apagado, una rugosidad intermedia y un pico pronunciado y curvo. Una vez cocinado presenta un grano entero sin pérdida del hollejo, mantecoso y de agradable sabor.

En el siglo XVI los Garbanzos de Fuentesaúco llegaron a gozar de protección real en el siglo XVI y se vendían en la corte española de forma habitual.

La zona de producción se reduce a la comarca Zamorana de La Guareña, limítrofe a la comarca salmantina de la Armuña. El clima y el suelo propios de la zona, junto con las técnicas de cultivo tradicionales proporcionan un producto óptimo que goza del amparo de la Indicación Geográfica Protegida “Garbanzo de Fuentesaúco” que certifica su calidad, origen y trazabilidad.

Escoge la cantidad

500 gr, 750 gr, 1 kg

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies